Ofensiva contra empresas zombis: lluvia de multas por no depositar las cuentas anuales


La Administración tiene en el punto de mira a las llamadas empresas zombis, esto es, sociedades que circulan en el mercado pero que, en realidad, no tienen ninguna actividad. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, liderado por Nadia Calviño, se ha propuesto limpiar los censos y evitar que estas compañías puedan ser utilizadas para fines delictivos. El primer paso apela directamente al bolsillo de las entidades, que podrán llevarse un buen susto al recibir una multa de hasta 60.000 euros (en el caso de las pymes) por no cumplir con determinadas obligaciones formales.


El nuevo reglamento de la Ley de Auditoría de Cuentas, publicado el pasado 30 de enero, esconde (en dos disposiciones adicionales) una batería de medidas para potenciar y agilizar el procedimiento sancionador contra las empresas que no depositen sus cuentas anuales. Según la Ley de Sociedades de Capital, estas se enfrentan a unas cuantiosas multas, que van desde los 1.200 a los 60.000 euros y, en algunos supuestos, hasta los 300.000. Unas sanciones que, en la práctica, eran poco habituales.


Aunque no existen cifras oficiales, según los cálculos de Iberinform, la filial de Crédito y Caución, más de un millón y medio de empresas registradas oficialmente llevan años sin anotar estos balances. Sin embargo, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) tan solo tramita 150 sanciones al año, aproximadamente.

Más multas

La principal medida es involucrar a los registradores mercantiles en la persecución de las compañías incumplidoras. A través de un convenio de colaboración, explica Nieves Briz, socia de Dentons, “se encargarán de la supervisión y la incoación de los expedientes sancionadores”. Una decisión acertada, opina Jesús Rubiño, abogado sénior de Ceca Magán, por ser el organismo que dispone de toda la información. “Por primera vez va a haber una colaboración activa entre los registradores y el ICAC”, celebra. Para incentivar esta fórmula, agrega, “se abre la posibilidad de premiar su trabajo con el cobro de un arancel”.



Fuente original

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos