Qué es una sociedad irregular y a qué se expone


Para que una sociedad esté correctamente constituida debe constar en el Registro Mercantil. Sin embargo, hay veces en las que se considera que una sociedad es irregular, especialmente cuando no cumple con los requisitos necesarios para su constitución. Esto quiere decir que es probable que las condiciones de la sociedad no estén inscritas en el Registro Mercantil.


Expertos de Billin recuerdan que cuando una sociedad no se ha inscrito en el Registro Mercantil se considera una sociedad irregular, ya que no ha adquirido la personalidad jurídica correspondiente.


En este sentido, para que una sociedad civil sea considerada como irregular debe, en primer lugar, desarrollar una actividad empresarial con fines lucrativos. La sociedad debe concertar contratos con terceros para ser considerada como irregular, por lo que no se le aplicaría la normativa mercantil.


Para ser considerada una sociedad como irregular también deberá cumplir otro requisito, como que un año después de haberse emitido las escrituras estos no se hayan inscrito en el Registro Mercantil.


Adquisición de personalidad jurídica


Que una sociedad sea considerada como irregular tiene también algunas consecuencias, advierten desde Billin. Si una sociedad mercantil no se inscribe en el Registro Mercantil, no habrá adquirido personalidad jurídica, por lo que pasaría a considerarse como una sociedad civil. En este caso, se le aplicaría un régimen de responsabilidad limitada. Asimismo, mientras que no se inscribe la sociedad mercantil, no sería sujeto pasivo del Impuesto de Sociedades.


Cuando una sociedad es irregular y realiza operaciones, el rendimiento lo declaran los socios en IRPF y responderán de forma personal, ilimitada y solidaria en caso de que el patrimonio de la sociedad no alcance las operaciones efectuadas por su cuenta.

En ese caso, aquellos que han celebrado contratos en nombre de la sociedad antes de su inscripción en el Registro, responderán solidariamente por los mismos. La sociedad, por su parte, responderá con el patrimonio formado por el capital social de los actos indispensables para su inscripción, siempre que los hayan llevado a cabo los administradores dentro de sus facultades.


Cuando la sociedad deje de ser irregular, los socios seguirán respondiendo de los contratos suscritos antes de su inscripción en el Registro Mercantil.



Fuente original

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square