Please reload

Entradas recientes

¿Cómo funcionarán, a partir de ahora, las altas y bajas en autónomos?

February 8, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Cómo es el sistema de cotización por ingresos reales que podría llegar de forma inminente

October 21, 2020

 

La actual coyuntura de crisis sanitaria y económica ha mermado el bolsillo del autónomo, restándole liquidez y dificultándole el pago de la cuota de autónomos. Conscientes de ello, el Gobierno ha aplicado bonificaciones en la cuotas de buena parte de los autónomos en los últimos meses al tiempo que estudia un nuevo sistema de cotización por ingresos reales cuya implantación, según lo anunciado por el Ministerio de Migraciones, Inclusión y Seguridad Social, podría estar cerca.

 

El cambio se apoya en la reforma del Régimen de Autónomos de la Seguridad Social que lleva años de retraso por los convulsos tiempos. Ahora, bien, ¿en qué consiste el futuro sistema de cotización por ingresos reales que sopesa el Gobierno? ¿Cómo afectará a los más de 3.200.000 autónomos que engrosan las afiliaciones a la Seguridad Social?

 

Un sistema de cotización por tramos, igual que en el IRPF

 

El pasado 5 de octubre, la Cadena Ser daba a conocer las intenciones del Gobierno de acabar con un sistema que a día de hoy permite al trabajador autónomo elegir su base de cotización, lo que favorece que el 85% de los afiliados al RETA, según los últimos datos de Seguridad Social, cotice por la base mínima establecida en 944,40 euros, con independencia de sus ingresos.

 

El plan de José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, pasa por acabar con esta infracotización, que da lugar a desajustes de recaudación, estableciendo los siguientes tramos de cotización pendientes aún de revisión:

  • Hasta 11.999 euros de ingresos: Los autónomos en esta franja podrían tributar por la base mínima y acogerse a importantes rebajas que alcanzarían al 50% de lo cotizado.

  • A partir de 12.000 euros y hasta 24.000 o 25.000 euros de ingresos no experimentarían grandes cambios ya que podrían cotizar como hasta ahora, aunque este apartado no está bien definido aún.

  • A partir de los 24.000 o 25.000 euros y hasta los 45.000 euros de ingresos, las aportaciones del autónomos a la Seguridad Social irán en aumento.

Además, este sistema podría establecer tipos negativos con los que los autónomos que coticen más de lo ingresado tendrían derecho a la devolución de ese exceso.

 

Los efectos del sistema de cotización por ingresos reales

 

De implementarse finalmente este cambio en el sistema de cotización que plantea el Ministerio de Seguridad Social las consecuencias más inmediatas serían tres principalmente:

  1. Aumento de la recaudación de la Seguridad Social: Se prevé un incremento en un 20% de la recaudación respecto al actual sistema.

  2. Incremento de las cotizaciones de los autónomos: El porcentaje de autónomos que cotizan por la base mínima se reduciría drásticamente. A cambio, recibirían mayores coberturas. Debemos recordar que la base de cotización marca el importe de prestaciones sociales como la pensión de jubilación, la Incapacidad Temporal o el cese de actividad.

  3. ¿Adiós a la tarifa plana? Desconocemos cuál será el futuro de la bonificación más destacable de la cuota de autónomos y probablemente el principal incentivo al autoempleo. Lo que sí sabemos hasta el momento es que, según se desprende de los datos de UPTA, solo el 15% de los trabajadores autónomos que empezaron su actividad con la tarifa plana la continúan dos años después.

La fecha de implantación del sistema de cotización por ingresos reales, en el aire

 

No hay fecha definitiva para el cambio de sistema. De hecho, hasta el momento solo había trascendido la existencia de un borrador que no tendría el apoyo unánime de las tres asociaciones de autónomos más representativas, UPTA, ATA y UATAE, coincidentes en la conveniencia de revisar el sistema vigente pero ofrecen distintas versiones respecto al cómo y al cuándo.

 

A día de hoy, Seguridad Social no tiene constancia de dicho borrador y de su implantación inmediata, algo que parece lógico teniendo en cuenta que el proyecto diseñado por Escrivá ha de pasar por el Pacto de Toledo y por la negociación con los agentes sociales antes de su puesta en marcha. Por tanto, la implantación de un nuevo modelo de cotización por ingresos reales podría no ser tan inminente como se ha hecho creer en los últimos días.

 

¿Empezaremos 2021 con el mismo sistema o tendremos novedades para entonces? Déjanos tu opinión sobre ello.

 

 

Fuente original

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags