Please reload

Entradas recientes

¿Cómo funcionarán, a partir de ahora, las altas y bajas en autónomos?

February 8, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

El impago de deuda se multiplicará por cuatro, afectando principalmente a pyme

November 13, 2020

Un 14% de las empresas entrarán en zona de alto riesgo de quiebra por los efectos de la Covid-19. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado Álvarez y Marsal Spain en uno de los informes que ha elaborado sobre el tejido empresarial.

 

El entrar en alto periodo de quiebra supondría la pérdida de alrededor 2 millones de empleos o un aumento del paro en 11 puntos porcentuales, según el informe. Además, se estima que la probabilidad de impago de la deuda empresarial subirá del 2.1% al 8.4% en el 2020 lo que supone un incremento del 410%.

 

La consultora también alerta de que las necesidades adicionales de provisiones de la banca española para la cartera de empresas podrían oscilar entre 5.780 y 11.860 millones de euros, en función de la severidad del escenario.

 

También se han cuantificado las pérdidas para el Estado asociadas a la línea ICO de avales Covid-19, así éstas podrían situarse entre 1.656 a 2.160 millones de euros.

 

En cuanto a la deuda no generada por la Covid-19, se estima que podría alcanzar los 100 mil millones de euros o el 11% del total de deuda en el sistema.

 

En ese sentido, se recomiendan medidas de naturaleza público-privada como que el Tesoro Público sirva como un vehículo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para el lanzamiento de instrumentos de solvencia pública o que los inversores privados puedan multiplicar la capacidad inversora del Estado.

 

Del mismo modo se aconseja que los bancos sean entidades financieras expuestas a los impactos de los impagos en su deuda y promuevan soluciones de refinanciación o restructuración de su deuda. También se ha pedido que el ICO sea un nuevo agente prestamista a través de su Línea ICO Avales Covid-19.

 

En el informe se contempla la posibilidad de que se desarrollen instrumentos de solvencia públicos-privados organizados por sector y tamaño de empresa en función de los factores generadores de apetito inversor. Estos instrumentos serían complementarios al fondo SEPI de 10 mil millones de euros para empresas estratégicas y con foco en el segmento de pymes.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags