Cómo las redes sociales pueden hacer que pierdas (o ganes) un empleo


El boom de las redes sociales y demás plataformas digitales ha cambiado, radicalmente, la forma que tenemos, ya no sólo de comunicarnos, sino de ver el mundo.


Hoy utilizamos Internet y las redes para absolutamente todo: hablar, buscar información, resolver dudas, compartir experiencias. Y no sólo nosotros lo hacemos, a nivel personal, también las empresas bucean en el universo online.


Del mismo modo que una foto en Instagram, un post en Facebook o un tuit en Twitter le da cierta información sobre ti a tus amigos, también lo hace a las empresas, que son cada vez más conscientes de las posibilidades que les ofrecen las redes sociales. Conocer los intereses, las opiniones, los gustos de sus empleados o de los candidatos a un puesto de trabajo puede hacer que el departamento de Recusos Humanos tome unas decisiones u otras. Según el Informe 2018 Infoempleo-Adecco sobre Redes Sociales y mercado de trabajo, el uso de redes sociales por parte de las empresas para reclutar candidatos ha aumentado un 12%. Añaden además que un ya un 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos, mientras que un 33% de los reclutadores ha rechazado a un candidato por su actividad en redes sociales.


Los motivos más habituales, según el estudio, son: apología de la violencia/discriminación, contenido que promueve drogas y/o alcohol, datos que se contradicen con el currículum e imágenes de contenido sexual. Llama mucho la atención que un gran porcentaje fue descartado por errores de expresión o gramaticales, lo que viene a confirmar que hay que ser cuidadoso al escribir, también en redes sociales, donde no es lo habitual.


Aunque cada vez existe una mayor preocupación por la reputación online (según el estudio citado un 63% de los encuestados afirma que cuando publica tiene en mente que puede ser evaluado), sigue siendo un aspecto muy descuidado por la mayor parte de la sociedad. Si quieres aumentar las posibilidades de éxito laboral, debes cuidar lo máximo posible tus perfiles para que hablen de ti (y por ti) lo mejor posible. Aquí van algunos consejos:


  • Tu foto de perfil es tu carta de presentación. Sé realista. Escoge una fotografía que te favorezca y que te identifique. Evita el “no te pareces”.


  • Comprueba lo que compartes. A la hora de compartir citas, frases, entrevistas, etc, asegúrate de entender el contenido que compartes para no llevarte sorpresas indeseadas.


  • Reflexiona. Las redes sociales se caracterizan por ser la vía de expresión de los debates y las opiniones más acaloradas. La emoción del momento puede jugarte una mala pasada, así que piensa y mide tus palabras con cuidado.


  • coherente. Todos expresamos nuestros gustos en las redes: quién nos inspira, no nos gusta, etc. Asegúrate de que exista una congruencia entre lo que defiendes en tus redes y lo que haces en tu vida real.


  • Los trapos sucios, mejor en casa. Relaciones amorosas que se terminan, problemas con amigos, incluso críticas a tu jefe; estamos acostumbrados a compartirlo todo en Internet. Intenta mantener tu privacidad a salvo.


La regla del tres


Como último consejo, podríamos resumirlo todo en un dicho muy popular en Internet que reza que “no debes publicar ni hablar sobre tres cosas: tu estado sentimental, tus ingresos y tus proyectos futuros”. Además de evitar suscitar envidias y comentarios hirientes, favorecerás tu salud mental y personal. Con todo lo que compartimos hoy en día en internet, no está de más que dejes para tu propio disfrute esos tres rincones, alejándolos del análisis de los posibles reclutadores de las empresas.




Fuente original

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

C/ Francisco Aritio 162 Edificio 2 Oficina 233 19004 Guadalajara

Telf - 949 21 90 83

Fax - 949 21 90 57

info@sngconsultores.com

 © 2017 Soluciones de Negocio y Gestión S.L.

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon